Entrevista a Karol

Mi madre me tuvo con diecisiete años, trabajaba como costurera y no nos llegaba para comer. Decidió venirse a España y me dejo con mi padre a los seis años. Pidió dinero a mi familia materna para el billete, vino solo con eso. Aquí encontró una habitación en casa de una amiga que se había venido antes. Vivían dos o tres personas por habitación. Encontró trabajo a las tres semanas, consiguió pagar lo que debía en unos diez meses (le cobraron el dinero prestado con intereses). Trabajaba catorce horas al día, limpiando, en Pizza Hut y por las noches como ayudante de cocina en un restaurante. Decidió comprar una casa porque empezó a irle mejor, y me trajo por reagrupación familiar.

Llegué en 2009 a tercero de la ESO. Nada más llegar un grupo de chicas se metía conmigo. Un día al salir de clase me escupieron, me quemaron la cara con un cigarrillo, me fui llorando a casa y no quise volver.

Nadie me hizo caso, volví porque mi madre me obligó a ser valiente. Me arrinconaron para pegarme y no tuve otra opción que pelear. Le rompí la nariz a una tía, me denunció, pero el instituto le obligó a retirar la denuncia. Ese fin de semana me pegaron en las fiestas del barrio. Un grupo de chicos me defendió y creció la pelea. Después de esto deje el instituto. No me gusta mi vida. Vivo deprimida y asqueada de la misma.

2019-03-14T11:39:43+00:00

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies